La determinación de la tensión superficial:
Base de partida para para el pretratamiento con plasma

Cada superficie tiene una tensión particular. Cada líquido (como por ejemplo la pintura) tiene también una tensión particular. A fin de garantizar la adhesión segura y permanente de una impresión, un pegado o un recubrimiento, la tensión superficial del material tiene que ser mayor que la del líquido. Los plásticos tienen una tensión superficial muy baja (a menudo menor que 28 mN/m). Las impresiones sobre plásticos requieren una tensión superficial mayor que 40mN/m para las pinturas disolventes y respectivamente mayor que 56mN/m para tintas de secado ultravioleta. Con las pinturas a base de agua se requiere una tensión superficial superior que 72 mN/m.

Para muchas aplicaciones industriales es de gran importancia que los adhesivos o las tintas sean compatibles de la mejor manera posible con las propiedades de la superficie. Gracias al pretratamiento con plasma atmosférico Openair® se alcanza un aumento significativo de la tensión superficial. De esta manera, los materiales obtienen las propiedades óptimas para la absorción de la tinta (humectación) o la adhesión.

Buena humectación de la superficie
Mala humectación de la superficie

Para determinar de manera óptima los parámetros para la modificación de superficies con Plasma Openair®, primero hay que determinar la tensión superficial del material a tratar. Para el control de calidad hay que medirla repetidamente también en los procesos reales. Los métodos más importantes para determinación de la tensión superficial son el método de tintas de prueba, el método de medición del ángulo de contacto y la medición dinámica con un goniómetro de bolsillo (PG-X).

Contacto

Estamos a su disposición

Por cualquier pregunta o sugerencia estamos con mucho gusto a su disposición. ¡Esperamos su reto! Aquí encontrará su contacto personal para su consulta o rellene el formulario, por favor.